¿Para qué sirven los fusibles?

El fusible se conoce como un aparato o componente esencial para dar seguridad y proteger todos aquellos dispositivos que tengamos en nuestra casa, tales como neveras, reguladores, microondas, televisores, o cualquier dispositivo electrónico que se encuentre en la casa.

Su utilización primordial, es que este pequeño aparato sirve para dar acceso al flujo de electricidad que va hacia los dispositivos de la casa, siempre y cuando tenga un valor que no sobrepase los límites del fusible, es decir un mayor voltaje.

¿Para qué sirven los fusibles?

¿Para qué sirven los fusibles?

¿Para qué sirven los fusibles?

En caso de que venga con un alto número de voltaje, el fusible puede derretirse y este se romperá, de tal forma que va a impedir el flujo de electricidad que pueda dañar los electrodomésticos del hogar.

¿Cómo está constituido?

El fusible, es un dispositivo para la protección de los aparatos electrodomésticos, lo construyeron con un tubo aislante, que fue diseñado para el trabajo que desempeñará. Los materiales más utilizados son, porcelana y vidrio, y este tendrá una forma cilíndrica, en el centro tiene un estambre o bien sea puede contener una lamina hecha de acero o de algún otro material que se pueda graduar para que aguante cierta cantidad de temperatura.

¿Para qué sirven los fusibles?

¿Para qué sirven los fusibles?

Funcionamiento

Muchos piensan que el funcionamiento de este dispositivo es muy complicado, pero la realidad es que no es cierto, es muy básico, simplemente se considera como un elemento débil para el alto voltaje, por lo tanto, se va a colocar en algún punto estratégico del sistema eléctrico.

Por ejemplo, en una fuente de poder, en caso de que llegue a pasar niveles eléctricos que puedan dañar todos los aparatos que estén colocados en la fuente de poder, el estambre se derretirá, ocasionando el corte de suministro a la fuente de poder, protegiendo los aparatos conectados a ella misma.

Tipos de fusibles.

Existen diferentes tipos de fusibles, dependiendo del uso y del electrodoméstico al que se va a estar conectando, pero los que podemos encontrar en el mercado con mayor facilidad debido a su calidad y demanda, son:

  • Fusible desnudo: este es el fusible más popular, está hecho de vidrio con una forma ovalada. Y en su interior, está compuesto por un hilo hecho del material plomo, que al pasar un límite de calor, procederá a derretirse.
  • Fusible encapsulado a base de vidrio: este es usado popularmente para los equipos electrónicos.
  • Fusible de tapón enroscable: es una pieza de porcelana enroscable en la cual se le puede colocar internamente un alambre de acero, que se fija con tornillos.
  • Fusible de cartucho: estos están hechos por una base construida con material aislante, con unos soportes de metal a presión, que sirven para proteger el cartucho.

¿Cuándo cambiar un fusible?

Cambiar un fusible es algo común, cambiarlo y reemplazarlo sin conocer la causa por el cual se quemo, es un caso más habitual de lo que se cree, y si este se cambia por otro, cuyo valor es inadecuado, estaremos desperdiciando dinero.

Al cambiarlo, debemos saber que en la parte superior aparece un numero que es la cantidad de voltaje que aguanta, y se colocó para proteger un electrodoméstico en particular, por eso a la hora de cambiarlo, debe asegurarse de que sea el nivel de voltaje correcto, si no es así, puede dañar incluso el equipo.

Fuente: comofunciona.co.com/fusible/